El tiempo - Tutiempo.net
Lunes 30 de Marzo de 2020

Por Julio Aiub Morales

Un corte en la semana

De vacas y sapos

Mientras el Ejecutivo provincial se prepara para la primera reunión del Gabinete de Ricardo Quintela encabezado por éste, el martes 18 en Malanzán, cabecera del departamento Juan Facundo Quiroga, distintas acciones van dibujando el panorama político y social de esta nueva etapa que vive la provincia.

First slide

Hay que prestar especial atención en la relación entre Quintela y la intendenta capitalina Inés Brizuela y Doria, pues ello no sólo impacta en la vida concreta de los capitalinos (son más de la mitad de toda la población de la provincia) sino también tiene consecuencias dentro de sus respectivos sectores políticos.

Malanzán fue tomado como objetivo por ser  prácticamente el centro de los Llanos riojanos, sacando al departamento Capital, obviamente. Pero será todo un testeo tanto para los jefes comunales como para los miembros del Ejecutivo, claro que si concurren todos estos últimos al cónclave, y se recibe a todas las entidades de los Llanos quedará poco espacio y tiempo para los planteos de fondos.

Estos planteos estarían relacionados, como ha sucedido históricamente, con el envío y manejo de fondos. Y en segundo lugar, la concreción de obras y viviendas, que los intendentes ven como  indispensables para sus respectivos pueblos, pero sobre todo para su sobrevivencia política. El rumor es que hay cierto descontento sobre todo con la distribución de fondos para gastos de funcionamiento.

Habrá que ver si el rumor se transforma, por lo menos, en una charla sobre el tema en concreto, pues los intendentes y algunos diputados recuerdan, en charlas privadas e informales obviamente, que Quintela reconoció la necesidad de hacerle retoques a la ley de Coparticipación provincial para que no haya desequilibrios. Es tan azarosa la vida política riojana y tan interligada por lazos familiares y amistosos, que hoy se da la paradoja de que los dos principales municipios, Capital y Chilecito, sean encabezados por dos hermanos de una familia cuyos orígenes se hunden en el mismo nacimiento de la provincia. Pero ambos en partidos políticos, teóricamente, opuestos.

Una contradicción evidente es que en los hechos, Chilecito recibe más fondos que la Capital, -por eso tiene más camiones- siendo muy grande la diferencia entre cantidad de habitantes. Pero en el palacio Ramírez de Velasco aseguran que no quieren que se le saquen fondos ni a Chilecito ni a ningún otro municipio. Es decir que la pretensión es que la Provincia saque más de su Tesoro para aportarle.

Pero estamos en época de vacas flacas y parece que van a tardar bastante en volver a engordar. En la reunión que la jefa comunal mantuvo con el ministro Wado de Pedro, con quien mantuvo batallas político-ideológicas cuando ambos estaban en el Consejo de la Magistratura, aunque siempre con buen trato y hasta a veces con consenso, quedó en claro que todas las provincias están recibiendo un veinte por ciento menos de fondos.

Inés es consciente de su delicada situación económica-financiera y política. Hay quienes dicen que en el momento de lanzarse a la candidatura no dimensionó este posible panorama que ya se vislumbraba en la retirada del paredismo. Pero ahora está comenzando a cruzar el río y la única opción es seguir adelante, con toda la prudencia y experiencia que viene acumulando en su militancia política. Otra actitud, implicaría sencillamente el ostracismo.

Una  luz amarilla se encendió en los últimos pisos del palacio Ramírez de Velasco (que dicho sea de paso, encontraron las oficinas hasta sin cuadros cuando se hicieron cargo, tradición que se cumple en cada cambio de gobierno) cuando Quintela les envió sólo ocho millones de pesos para pagar a los PEM, cuando el mes anterior les había enviado quince. Y "alguien" les susurró que el oxígeno provincial sería hasta abril o mayo?

Por eso, Inés activó los contactos en donde atiende Dios y voló para verlo a Wado de Pedro y Tere Luna, ni lerda ni perezosa, aprovechó para sacarse la foto con Máximo Kirchner, ¡nada más ni nada menos! con una sonrisa que parecía decir: "esto es para la casa de las tejas, que lo mira por tevé". A Inés no le molestó, por el contrario. Hasta se tragó el sapo de pasar el cernidor en los PEM, pues también se habló de que si viene el dinero de la Nación, deberá imputarse a la ANSES y ahí se caerán las doble remuneraciones aunque sean mínimas. En la comuna estiman que finalmente sería alrededor de un centenar los que están en esa situación. Por eso también, Inés se sentó a esperar pacientemente, en la mañana de ayer, en la antesala del despacho de Quintela. La  había citado ocho y media pero igual rió con ganas para la foto. El tema, oficialmente, fue la conjunción que ya se viene dando de hecho, en las tareas contra el dengue y en la recuperación de la ciudad tras la lluvia. Lo de fondo, quedó entre ellos.


Si te gustó esta nota podés compartirla

Comentarios