El tiempo - Tutiempo.net
Viernes 03 de Diciembre de 2021

Preocupación

"Veníamos con 10 o 12 accidentados por día durante los fines de semana, y este creció a 18"

El director del Hospital Enrique Vera Barros, el doctor Sebastián Parisi, dejó entrever su preocupación por los accidentes viales que ponen en jaque al sistema de salud. "La gente de traumashock no ha tenido descanso", aseguró.

12-10-2021 8:29
First slide

En diálogo con el programa Despierta Provincia, el director del hospital Enrique Vera Barros, el doctor Sebastián Parisi trazó el panorama por el cual atraviesa el sistema de salud, aliviado por la disminución de casos de Covid-19, pero en jaque por la imparable siniestralidad vial, especialmente en Capital.

"La gente de traumashock no ha tenido descanso; apenas nos fuimos descomprimiendo por el COVID veníamos alertando de esta situación preocupante por los siniestros viales", señaló Parisi, al tiempo que detalló: "Veníamos con 10 o 12 accidentados por día durante el fin de semana, y este fin de semana creció a 18". Asimismo, Parisi señaló que "también nos preocupa mucho la violencia doméstica, hay muchos pacientes que ingresan por herida de arma blanca por alguna pelea entre amigos y/o familiares".

En este sentido, el profesional médico no dudó en señalar que "salir del COVID y entrar en este flagelo la verdad que es muy triste y estresante para todo el personal de salud".

"Tenemos tres sectores de alta complejidad: uno es la unidad coronaria que está muy demandada porque estamos en meses donde crecen los infartos, es la época del año donde más infartos se dan", informó Parisi, en tanto que agregó que "la Terapia Intensiva está ocupada en un 80%, allí es donde entran los accidentados graves en siniestros viales". Y destacó: "Tenemos 21 camas disponibles en Terapia Intensiva, de las cuales están ocupadas 18, de esas 18, 14 son por pacientes que entraron por accidentes viales; lo preocupante es que hoy solo tenemos 3 camas libres en UTI".

Por último, el director del Hospital Vera Barros sostuvo que "es una situación muy difícil de atravesar, enfrentar a cada familia del accidentado para llevarle la peor noticia, o para decirles que perdió un brazo o una pierna, es realmente muy duro, no nos queda otra que hacernos duros, es un trabajo que nos obliga a esto, pero con un nivel de estrés muy grande".

Seguinos en Google news
Si te gustó esta nota podés compartirla

Comentarios

Helueni