El tiempo - Tutiempo.net
Miércoles 05 de Octubre de 2022

Braida recordó el martirio de Monseñor Angelelli

Se prepara el centenario de su nacimiento, el 17 de julio del 2023.

04-8-2022 19:39
First slide

Por el 46 aniversario del martirio del beato Monseñor Enrique Angelelli, el obispo de La Rioja, Dante Braida presidió la misa que se realizó en la Iglesia Catedral, donde reflexionó sobre el momento de "entrega martirial de nuestro querido obispo Enrique y sus compañeros".

"Los invito hoy a rezar especialmente por nuestra Patria en esta hora difícil que atravesamos, por nuestros gobernantes y por todos sus habitantes, de modo particular por quienes más padecen esta crisis. También recemos por la Iglesia para que, siguiendo a Jesucristo y con el testimonio vivo de nuestros mártires, sea una presencia clara, comprometida y profética en la búsqueda del bien común en el servicio del Pueblo", así comenzó su homilía.

"En su labor pastoral, Mons Angelelli confiaba en esa presencia de Dios que habita en todas las personas, por eso convocaba a todos participar activamente de la vida social, con la certeza que cada uno tiene algo para aportar al bien común, al bien de los demás. Y esa presencia incluye de modo especial a los más pequeños, a los más pobres y vulnerables, a todo aquél que, al "ojo eficientista" del mundo, pueda resultar insignificante", añadió.

"Decía Mons. Angelelli en su primer mensaje a los laicos, de modo particular: "piensen, reflexionen, dialoguen, opinen, participen, oigan, aprendan, obedezcan, intervengan, inquiétense, angústiense por los demás, sean solidarios… siéntanse corresponsables junto al obispo, a los sacerdotes y a las religiosas de la misión de la Iglesia"  A la vez nuestro obispo exhortaba a reconocer que el Espíritu Santo obra en toda persona que trabaja por la justicia y la paz, por el bien de los demás, con quienes tenemos que caminar juntos sean creyentes o no creyentes, miembros de las más diversas organizaciones aunque no coincidamos en todo. Nos dice en este sentido: "tratemos de no catalogar con facilidad, ingenua o a veces injustamente, a quienes, con sinceridad de corazón, con un auténtico amor y servicio a sus hermanos tienen hambre y sed de justicia para lograr la verdadera paz que es su fruto.", ahondó. 

"Hoy necesitamos fortalecer alianzas y priorizar acuerdos que nos ayuden a aunar esfuerzos por enfrentar esta nueva y reiterativa crisis que atravesamos como país y que golpea también a nuestra provincia. Cada ciudadano y cada institución que busca el bien y el desarrollo del pueblo es necesario que se vincule estrechamente con otros, que escuche a los demás y así poder percibir sus inquietudes y necesidades y expresar las propias. No crecemos cuando nos aislamos, cuando nos cortamos solos, cuando somos atrapados por la  indiferencia, o cuando vemos al otro como un enemigo y solo buscamos vencerlo", tejió este paralelismo el obispo de La Rioja. 

"Si crecemos cuando promovemos el diálogo y el encuentro con los demás, cuando nos involucramos y asumimos los problemas reales que nos aquejan. Cuando permitimos que nuestro corazón sintonice con el del otro y apostamos a la comprensión mutua, al buscar juntos soluciones a los problemas, cuando podemos determinar un horizonte común, donde contribuyamos el desarrollo integral de todo el pueblo y privilegiemos el bien de los más pobres y postergados de la sociedad", destacó.

"Nuestras vidas también se realizan o llegan a su plenitud cuando por amor, renunciamos a nosotros mismos para cultivar una estrecha relación de alianza con Dios y con los demás en el servicio. Así lo expresaba nuestro obispo al pueblo reunido en Chamical en las exequias de los padres Gabriel y Carlos: "…esta sangre es feliz, sangre mártir, derramada por el Evangelio, por el nombre del Señor, y para servirles y anunciarles la Buena Nueva de la Paz, la Buena Nueva de la felicidad…" Siguiendo el Evangelio y el testimonio martirial de Enrique y sus compañeros nos toca a nosotros hoy cultivar esa Alianza profunda con Dios y con los demás para que, como ellos, asumamos los dolores y sufrimientos de nuestros hermanos descubriendo en ellos el rostro vivo de Cristo", reflexionó.


Seguinos en Google news
Si te gustó esta nota podés compartirla

Comentarios