El tiempo - Tutiempo.net
Sábado 30 de Mayo de 2020

Por Bernardo Stamateas

Voces. Escribe Bernardo Stamateas - Especial para NUEVA RIOJA

¿Soy de teoría o de acción?

El reproche no sirve en absoluto. Ya sea que nos reprochemos a nosotros mismos, o que les reprochemos a los demás por su conducta, tal actitud nos aleja de nosotros mismos y de aquellos que nos rodean. Para no caer en esta actitud, tenemos que reemplazar reproche por acción.

First slide

Todos los seres humanos experimentamos el fracaso en algún momento de nuestra vida. Por lo general, fracasar hace que uno se reproche a sí mismo. El autorreproche es ira contra uno mismo por sentirnos incapaces y hace que tengamos sensaciones y cuestionamientos que son producto de la frustración por lo sucedido. Frente a una situación donde no se puede hacer nada, solemos reprocharnos: "¿Por qué hice esto?"; o: "¿Por qué no hice aquello?". 

El reproche no sirve en absoluto. Ya sea que nos reprochemos a nosotros mismos, o que les reprochemos a los demás por su conducta, tal actitud nos aleja de nosotros mismos y de aquellos que nos rodean. Para no caer en esta actitud, tenemos que reemplazar reproche por acción. Nada se resuelve con solo desearlo. Las situaciones se resuelven actuando. Yo puedo ser una persona de teoría (que vive reprochando) o de acción (que vive moviéndose).

Comparto algunas ideas útiles para cambiar reproche por acción:

1. Levantarse de las caídas con una lección aprendida. Cuando nos caemos, siempre deberíamos levantarnos rápidamente y mirar bien. Porque allí donde nos caímos, hallaremos una enseñanza. De todo lo negativo que nos sucede, aunque nos duela, podemos aprender algo que nos ayude a seguir adelante fortalecidos. Si mi pareja se va con alguien más, debería preguntarme: "¿Qué perdí antes de perder a mi pareja?". 

2. Elegir ser proactivos (en lugar de reactivos). La persona proactiva acciona sin que se lo pidan, hace un poco más porque ve un poco más. Es alguien con características de líder que nunca deja de moverse. Por lo general, le va bien en la vida porque sus acciones no dependen de los demás, sino de su motor interno que hace que nunca se detenga. 

3. Esforzarnos en todo lo que hacemos, y disfrutarlo. Para lograr ir un poco más allá que los demás, es necesario esforzarse. Pero no con queja ni malestar, sino disfrutándolo. Porque las cosas que nos cuestan las valoramos mucho más que lo que recibimos de otros. Esfuerzo y placer van de la mano.

Seamos gente de acción que siempre va hacia adelante.

Si tenés alguna inquietud, podés escribirme a [email protected]

Sobre el autor - Bernardo Stamateas
Nacido en el barrio porteño de Floresta y de ascendencia griega, Bernardo Stamateas tiene habilidad para el ajedrez, el clarinete y el saxofón. Luego de cursar la secundaria en los colegios Larroque y Mariano Moreno, obtuvo el título de Doctor en Psicología. Es sexólogo clínico.
Es Pastor de la Iglesia Bautista Ministerio Presencia de Dios, en el barrio de Caballito, Ciudad de Buenos Aires. Es un destacado escritor y conferencista a nivel nacional e internacional. Sus libros hoy son leídos por todos los sectores de la sociedad. Varios de sus libros se convirtieron rápidamente en best sellers del mercado argentino.
Recorrió todo el territorio argentino brindando asesoramiento y capacitación, como cientos de charlas abiertas al público en general en las ciudades más importantes de nuestro país. Su nombre es referencia obligada a la hora de hablar de liderazgo y superación personal.

Si te gustó esta nota podés compartirla

Comentarios

Helueni