El tiempo - Tutiempo.net
Miércoles 08 de Julio de 2020

Por Julio Aiub Morales

Un corte en la semana

Visitantes

Uno de los principales objetivos del gobierno en lo que hace afuera del territorio provincial, es "volver a instalar a La Rioja" dentro de los Estados que aporten y tengan iniciativas que despierten el interés de las nuevas autoridades nacionales, es decir, que entren en el radar, no sólo de los grandes lineamientos del gobierno nacional, sino y fundamentalmente, dentro de proyectos realizables y acoplables al accionar nacional.

First slide

Aunque nunca se lo va a decir públicamente, en el gobierno se considera que hubo mucho hacer "planchismo" en la anterior administración, salvo honrosas excepciones. Ese análisis ya rondaba en los grupos de estudio quintelistas bastante antes de que el hoy diputado nacional Sergio Casas lo terminara de ungir como "el" candidato al Gitano.

De allí la necesidad de que los funcionarios nacionales, que en gran parte son formados en la Ciudad de Buenos Aires, con una realidad totalmente distinta, comenzando por el clima y terminando por la forma de llevar adelante las gestiones basadas en las relaciones humanas, conozcan in situ no sólo la problemática de La Rioja, sino también lo problemático y costoso que es concretar una solución en una provincia de estas características.

Se puede entender mucho mejor a La Rioja cuando se comprueba que para ir a Villa Unión, por ejemplo, para ir del oasis del centro (Capital) al oasis del oeste (valle del Bermejo) hay que atravesar prácticamente unos 400 km de desierto cuando en Buenos Aires con hacer 300 km de autopista ya se alcanzaron las refrescantes playas del Atlántico Sur, que si bien no serán las tibias  aguas brasileñas, cuentan con una serie de balnearios con todas las comodidades y adelantos.

Entonces la presencia del ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta,  primero, la semana próxima y luego el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, la semana siguiente, es un hecho auspicioso para el gobierno provincial y para la provincia en sí. Obviamente que dependerá de nuestros funcionarios que esas visitas no queden sólo en una presencia fugaz y hasta amistosa traducida en alguna que otra selfie, sino que se transfiera a un a accionar concreto luego, cuando llegue la hora de poner la firma en el visto bueno de los expedientes que lleguen a sus manos desde esta provincia.

Si bien en Educación, de acuerdo a la ley, el peso de prácticamente toda la tarea corresponde a los gobiernos de las provincias, si se vuelve a aplicar la compensación económica para aquel pequeño lote de provincias que no alcanzaban a cubrir todo el salario docente. 

El gobierno provincial da por descontado que no sucederá como en el 2003 y luego en el 2011 más profundamente, cuando el gobierno nacional avanzó sobre la coparticipación federal, apropiándose más del 15 por ciento que iba a las provincias y de esa forma alcanzó el record histórico de menor cantidad de dinero enviado a las provincias y de mayor cantidad de fondos a disposición presidencial, lo cual generaba una dependencia aún más férrea de los gobiernos provinciales hacia la Nación.

También hay que señalar que de acuerdo a las instrucciones dadas por el presidente Alberto Fernández y ya anunciadas oportunamente, no sólo habrá reuniones del gabinete nacional en distintos puntos del interior sino que todos los funcionarios deben prestar especial atención a las problemáticas provinciales. Por eso es que no sólo los principales despachos del poder, sino aún también los de tercer y cuarto rango deben prestar oídos a dicha problemática. 

Pero la cuestión es no sólo prestar oídos sino avanzar en sus respectivas soluciones que además no deben surgir del consenso con las comunidades y de la conjunción de los escritorios de la necesaria burocracia con quienes conocen la realidad concreta del lugar y situación. Al hacer un repaso en sus primeros 50 días de gestión, la intendenta Inés Brizuela y Doria agregó pinceladas de realidad a un panorama que se había expuesto someramente al inicio de su mandato.        

Además de detallar confirmó que cada administración nueva que llega a la principal comuna de La Rioja encuentra que la antecesora suya cometió, queriendo o sin querer, tal cantidad de desarreglos, para llamarlos caballerosamente, que la vuelta a la normalidad, tanto administrativa como en la ejecución concreta de las tareas diarias fundamentalmente, es una cuestión titánica y de Estado, porque hay que realizarlas sí o sí. Pero Inés al mismo tiempo está poniendo toda su capacidad de conducción y de muñeca política pues irá ante la Nación a plantear la continuidad de la obra del Tajamar, cuya documentación quedó lista (y truncada obviamente) desde que el macrismo entregó el poder. Tal vez la anticipada visita del ministro Katopodis, que entiende muy bien lo que es una municipalidad puesto que él fue intendente del partido de San Martín en el conurbano bonaerense pegado a la Gral. Paz, sea la oportunidad propicia. Y las buenas migas con el gobernador Quintela ayudarían para eso.


Si te gustó esta nota podés compartirla

Comentarios

Helueni