El tiempo - Tutiempo.net
Domingo 09 de Agosto de 2020

Por Bernardo Stamateas

Voces. Escribe Bernardo Stamateas - Especial para NUEVA RIOJA

Parejas que compiten

Quien compite con su pareja, por lo general, no sabe compartir por el simple hecho de que no es consciente de lo que posee. Entonces lo único que hace es demandar porque está enfocado en el otro. En realidad, llegamos a competir (y no solo con un compañero de vida) porque no hemos aprendido a dar.

First slide

Los miembros de una pareja que se boicotean el uno al otro lo hacen por envidia. Y esta emoción tóxica lleva implícito el paradigma de la escasez (creer que el otro me privará de "mi porción"). Estas son algunas maneras de boicotear:

Olvidar fechas importantes.

Avergonzar en público.

Presentarse como una persona con aspecto descuidado. 

Mostrarse como víctima.

Generar conflictos por temas insignificantes. 

Olvidar algo que me pidió. 

Estos son solamente algunos ejemplos de lo que la envidia nos puede llevar a hacer para arruinarle al otro su éxito. Y allí donde hay boicot, siempre habrá competencia. ¿Por qué dos personas que han decidido compartir su vida compiten? Porque tienen baja estima y se comparan para sentirse valiosos. De este modo, pierden de vista las virtudes, las fortalezas, eso que los hace personas únicas. 

Quien compite con su pareja, por lo general, no sabe compartir por el simple hecho de que no es consciente de lo que posee. Entonces lo único que hace es demandar porque está enfocado en el otro. En realidad, llegamos a competir (y no solo con un compañero de vida) porque no hemos aprendido a dar. 

Cuando dar no es un hábito en nuestra vida, sentiremos que perdemos eso que en alguna ocasión soltamos, porque no nos queda otra opción o porque esperamos algo a cambio. Por eso, es importante familiarizarse con la idea de "siembra" que dice que una pequeña semilla sembrada desinteresadamente le devuelve al sembrador un árbol. 

Es maravilloso recibir pero también dar, cuando hemos aprendido a hacerlo correctamente. Y esto es fundamental en una pareja para su buen funcionamiento. "¿Cuánto debería invertir yo en mi pareja?", me han preguntado muchas veces. Mi respuesta siempre es la misma: "Si das amor en abundancia, acabarás por recibir lo mismo". 

El amor es la fuerza más poderosa del universo y siempre genera una apertura en el otro. Por eso, si lo sembramos todo el tiempo, lo cosecharemos sin parar. Las parejas inteligentes se aman y se ayudan mutuamente pero jamás compiten.  


Si tenés alguna inquietud, podés escribirme a [email protected]

Sobre el autor - Bernardo Stamateas
Nacido en el barrio porteño de Floresta y de ascendencia griega, Bernardo Stamateas tiene habilidad para el ajedrez, el clarinete y el saxofón. Luego de cursar la secundaria en los colegios Larroque y Mariano Moreno, obtuvo el título de Doctor en Psicología. Es sexólogo clínico.
Es Pastor de la Iglesia Bautista Ministerio Presencia de Dios, en el barrio de Caballito, Ciudad de Buenos Aires. Es un destacado escritor y conferencista a nivel nacional e internacional. Sus libros hoy son leídos por todos los sectores de la sociedad. Varios de sus libros se convirtieron rápidamente en best sellers del mercado argentino.
Recorrió todo el territorio argentino brindando asesoramiento y capacitación, como cientos de charlas abiertas al público en general en las ciudades más importantes de nuestro país. Su nombre es referencia obligada a la hora de hablar de liderazgo y superación personal.

Si te gustó esta nota podés compartirla

Comentarios

Helueni