El tiempo - Tutiempo.net
Viernes 04 de Diciembre de 2020

Por Julio Aiub Morales

Pre supuesto

Un corte en la semana - Por Julio Aiub Morales

First slide

 Ahora con el aumento de distintas partidas en el Presupuesto Nacional, como por ejemplo, para distintas obras que piden las provincias; más de 4100 millones para las universidades y el 50% de aumento para el subsidio al transporte, hace que aumenten también las dudas respecto del incremento de los fondos extracoparticipables que recibirá la Provincia. 

Tras el regreso de la comitiva oficial, que encabezó el gobernador Ricardo Quintela la semana pasada a Buenos Aires, se notaba un aire casi triunfal y por lo bajo se hablaba de que la cifra rondaría los 14.000 millones anuales, faltando apenas mil millones para los 15, que según el ministro de Hacienda conforma el punto cedido en la década del 80. Aunque últimamente se dice que son 20 mil millones.

Ese optimismo brota aparentemente de una reunión que habría mantenido Quintela con Máximo Kirchner, presidente del bloque justicialista nacional y también con Sergio Massa, presidente de la Cámara Baja. Ya antes, Quintela se había comunicado vía Zoom con el presidente de la comisión de Presupuesto, el banquero Carlos Heller. La reunión con Kirchner no fue confirmada porque, según dicen, no quieren que otros  mandatarios provinciales "tiren la bronca" y no pongan reparos a las aspiraciones de La Rioja.

De todas formas las distintas reparticiones provinciales están trabajando desde hace rato en la proyección de sus respectivos gastos con vistas a integrar el Presupuesto provincial 2021 que será sensiblemente mayor al último del gobierno de Sergio Casas. Solamente con observar los distintos planes y programas, que aún en medio de la pandemia, el gobierno provincial lleva adelante, es altamente palpable aquel crecimiento.

Desde que Menem se fue a la Presidencia, el presupuesto de La Rioja, oscila en unos mil millones de dólares anuales. Menem gastó un poco más porque incluyó la famosa y controvertida Lotería de La Rioja a nivel nacional, que por haber sido un globo político, se perdió la oportunidad de haber instalado un juego a nivel nacional en forma permanente. Claro es que ahora mil millones de dólares presupone una cifra real que ronde los 180.000 millones de pesos al día de hoy. Mañana, no sabemos. Porque otra cuestión conexa es la inflación estimada para el año que viene en el Presupuesto nacional y el precio del dólar que está previsto a 101 pesos a fines del 2021. Todos saben que eso no se va a cumplir.

Pero además del dinero nacional, constante y sonante que pide el gobierno provincial, también Fernández y los ministros Guzmán y Kulfas tienen otra carpeta de La Rioja: un pedido de auxilio de 60 millones de dólares para poder terminar la etapa actual del Parque Eólico, con lo cual recién el PEA estaría en condiciones de poder afrontar sin sobresaltos el pago del crédito original y de poder aportar a las arcas provinciales. La idea de las autoridades sería recurrir nuevamente a la empresa mendocina Impsa, que por esas vueltas que tiene la política argentina, pasó de ser una de las empresas mayormente perseguida y ambicionada por el kirchnerismo (es uno de los episodios más enmudecedores de los famosos Cuadernos) a ser nuevamente "empresa de capital nacional". Claro que es que financieramente tampoco le va muy bien y a raíz de que no encuentra comprador recurrirá al…salvataje estatal.

Esto se decidirá después que el ministro Guzmán cierre el acuerdo con el Fondo Monetario y muy probablemente también después que La Rioja acuerde una nueva refinanciación del prestamo original para el PEA, cuyo pago está suspendido.

Donde habrá un crecimiento sensible del presupuesto provincial será en el área de Salud, pues está visto que el gobierno quiere cambiar el paradigma de centralizar la atención compleja en la Capital, lo que se vino aplicando desde hace más de una década. El propio Juan Carlos Vergara cuando fue ministro del gobernador Luis Beder Herrera fue participe del sistema centralizado.

El hecho de trasladar los pacientes más críticos al hospital Vera Barros obedecía principalmente a que en el interior era muy dificil radicar profesionales debido a los bajos sueldos que pagaba y paga el Estado riojano. Y también porque la construcción de hospitales y sus respectivos equipamientos resultan onerosos. Ahora el mismo Vergara, un poco más viejo, recorre el interior llevando la buena nueva de que se harán salas de diálisis, por ejemplo. Y ayer el ministro Velárdez informó que se construirá un microhospital en el barrio Néstor Kirchner. Hay que ver cómo seguirá este cambio después de la pandemia, que en algún momento se va a terminar. Lo clave en salud, seguirá siendo la formación profesional. Hoy en día no se necesita gran aparotología, sino más bien, grande y buena comunicación, para tener un apoyo concreto de la ciencia.


Si te gustó esta nota podés compartirla

Comentarios

Helueni