El tiempo - Tutiempo.net
Lunes 26 de Septiembre de 2022

Por Daniela Bambill

Voces. Por Daniela Bambill*

De construcción de sentido y otras yerbas

¿Cómo se construye un relato liviano que convierte el hecho de violencia política más bestial desde la recuperación de la democracia en una trama policial vulgar sin mayores consecuencias políticas? Tal vez analizando a vuelo de pájaro los relatos de la prensa, sin excepción por el posicionamiento en la "grieta", encontremos la respuesta.

First slide

"Aunque gritara era como si fuese muda. Hay palabras que dan poder y otras que agravan aún más el desamparo, y de este último tipo son las palabras vulgares de los simples, a quienes el Señor no ha concedido la gracia de poder expresarse en la lengua universal del saber y del poder". Umberto Eco, "El nombre de la rosa"

¿Cómo se construye un relato liviano que convierte el hecho de violencia política más bestial desde la recuperación de la democracia en una trama policial vulgar sin mayores consecuencias políticas para quienes realmente idearon el intento de asesinato de la vicepresidenta de la Nación?

Tal vez analizando a vuelo de pájaro los relatos de la prensa, sin excepción por el posicionamiento en la "grieta", encontremos la respuesta.

Las primeras 24 horas se habló de un loco suelto, en el mejor de los casos y en el otro extremo la negación apareció en la boca de comunicadores con mucho rating como "el montaje" con sendas explicaciones que rayaban el delirio. Más adelante en el tiempo se "infantilizó" el hecho caracterizando al grupo terrorista como "la banda de los copitos", un grupo de jóvenes lúmpenes trastornados por el "discurso de odio" que prolifera en los medios y las redes sociales, improvisados y torpes que por la gracia divina no lograron su cometido.

Horas de TV y ríos de palabras en los portales que giran en torno a la idea de un grupo de jóvenes "ni-ni" con historias personales más o menos trágicas que los convirtieron en carne de cañón para cometer una locura. Chicos que equivocaron el camino en un contexto socioeconómico que no les permite pensar en forjar un futuro.

Los funcionarios judiciales a cargo de la investigación, montados en una tortuga con sobredosis de Rivotril, pierden la carrera frente a la avidez de los medios que persiguen la primicia y consiguen mediante "fuentes inobjetables" datos, nombres y detalles que van construyendo una trama un poco más compleja, veamos.

La aparición de una vecina pintoresca del departamento que habitaba la vicepresidenta que de antik furiosa se convirtió en una simpática mujer que hace de la tolerancia política un culto, mientras las evidencias que se van recolectando señalan que tenía montada en su casa una suerte de oficina de inteligencia previa al intento de magnicidio. Sin embargo, la señora en cuestión no ha pasado por tribunales y sus descargos mediáticos la envuelven en una suerte de inimputabilidad ingenua.

Los abogados que representan a los imputados, todos con sendos currículums están ligados laboralmente a las huestes de Patricia Bullrich. Cabe preguntarse cómo puede costearse la representación onerosa que implica un abogado de la embajada de Estados Unidos, por ejemplo, una familia de Morón cuyo sustento principal era la venta de algodón de azúcar en las esquinas. El financiamiento de las defensas es un punto oscuro que se naturaliza con las declaraciones de uno de los abogados que dijo abiertamente "que le apasiona el derecho penal por eso tomó la causa". La tortuga en la que se mueven los funcionarios judiciales todavía no se libró de los efectos de la sobredosis, habrá que esperar…

Un joven con gran habilidad lingüística, carpintero de profesión, lidera un grupo de violentos que cometieron una decena de delitos en los últimos 3 meses, posa para una revista y hace un manifiesto exhaustivo sobre las razones lógicas para que el supuesto hartazgo social termine en una bala en la cabeza de la vicepresidenta. Cuándo el periodista le pregunta por la suma millonaria que recibió del grupo Caputo, el joven carpintero capacitado por YouTube responde que realizó un trabajo de decoración para la firma y eso es actividad privada que no tiene nada que ver con su actividad política. La tortuga judicial duerme el sueño de los justos…

comprometedoras. Las imágenes recuperadas del celular de Sabag Montiel dan cuenta de que ambos posaban semanas antes con el arma.

comprometedoras. Las imágenes recuperadas del celular de Sabag Montiel dan cuenta de que ambos posaban semanas antes con el arma.

La naturalización de dichos y hechos que preceden y suceden a la bala que no salió no son un sino trágico del destino, constituyen parte del entramado de impunidad con el que se pretende diluir responsabilidades reales. Si el camino es este, lamentablemente las responsabilidades se ajustarán a la teoría que se intenta imponer, un grupo de jóvenes lúmpenes, improvisados y sin futuro que cometieron un error que por gracia divina no terminó en tragedia.

La oposición obtura cualquier intento de recomposición de acuerdos de convivencia democrática, los discursos escalan la violencia simbólica apañados en una prensa hegemónica y factótum del clima de época.

El oficialismo ha demostrado al menos la impericia a la hora de utilizar los organismos del Estado previstos para resguardar la seguridad y la paz social. A tres semanas del atentado, la AFI no ha dado explicaciones y aportó tardíamente escuchas de los grupos terroristas, escuchas que en su momento fueron desestimadas, el Ministerio de Seguridad de la Nación hasta el momento no ha comenzado ninguna investigación interna sobre las fuerzas implicadas en las tareas concernientes a la seguridad de la vicepresidenta, todavía queda sin dilucidar la apedreada a su despacho hace un par de meses.

La dirigencia política oscila entre el azuzamiento al enfrentamiento, en el caso de la oposición a, en el caso del oficialismo, a la búsqueda de una mística en encuentros sin objetivos claros de organización en un movimiento que no encuentra el rumbo y espera de la mujer a la que no le volaron la cabeza en vivo y en directo y ha dado todo por la Patria, una solución mágica que ordene y reacomode.

Algo ha cambiado en la Argentina el 1 de septiembre, las lógicas de acción política están perimidas. Hay una sociedad que padece los efectos de una política económica que da continuidad a la iniciada por Macri en el desguace del Estado y mira atónita y con miedo el clima áspero y hostil en que nos hemos envuelto.

Hay palabras que dan poder y otras acentúan más el desamparo… Es tiempo de comenzar a darle valor a las primeras y correrse de la espiral impuesta por la agenda del establishment.

No alcanza con encomendarse a Dios ni a la Virgen. La política es la única salida válida para reconstruir una democracia que ha sido deshilachada a fuerza de mentiras y confusión. Es tiempo de responsabilidades concretas, la Patria está en peligro y a Cristina solo la vamos a cuidar asumiendo las responsabilidades que nos competen.


*Presidenta del Instituto Independencia


Si te gustó esta nota podés compartirla

Comentarios