Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Sociedad INSEGURIDAD

Hallaron en Córdoba un Flipper Zero, la llave maestra del delito


Se trata de un pequeño aparato al que los investigadores definen como superior al dispositivo "Pandora" que permite clonar llaves electrónicas, interferir señales y hasta copiar tarjetas.

Su hallazgo ha generado asombro y preocupación, en dosis iguales, entre los investigadores policiales en Córdoba. Por primera vez en la provincia, en medio del megaoperativo que se desarrolló la semana pasada para desbaratar a una poderosa organización dedicada al robo de vehículos, se halló un pequeño aparato electrónico que es capaz de generar un inmenso daño.

Se trata de Flipper Zero, un dispositivo que comenzó a desarrollarse en 2020 y que sólo lleva poco más de un año en el mercado mundial, que aún es de venta libre, y que, en las manos equivocadas, representa todo un desafío para la seguridad ciudadana.

En términos generales, se lo puede describir como un pequeño aparato, similar a un llavero, que es capaz de leer, copiar y emular a diferentes objetos electrónicos: llaveros, controles remotos y tarjetas, sobre todo.

El hallazgo se produjo el miércoles de la semana pasada en medio del megaoperativo bautizado como "Operación Fénix".

De acuerdo a la investigación que comenzó en su momento el fiscal provincial Rubén Caro, y que luego continuó en el fuero federal Maximiliano Hairabedian, en la provincia operaba desde hacía bastante tiempo una banda conformada por diversas células que no necesariamente se conocían entre sí, pero que estaban coordinadas por las mismas cabezas.

Una investigación que fue bautizada como "Operación Fénix" por las diversas dificultades con las que los pesquisas se fueron topando a lo largo de estos casi dos años que llevaron detrás de los ahora detenidos.

En total, el fiscal Hairabedian ordenó la imputación de 66 personas: 44 de ellas fueron capturadas en 114 allanamientos simultáneos con epicentros en los barrios Villa El Libertador y villa La Tela, de la Capital cordobesa, además de localidades del interior provincial, la ciudad de Ceres, en Santa Fe, y Salta.

Las figuras del Código Penal son múltiples: robo, contrabando, lavado de dinero y, sobre todo, asociación ilícita. Y no se descarta alguna vinculación con el narcotráfico.

Todo lo que funciona con un código electrónico, sostienen, puede ser copiado y alterado gracias a este dispositivo que tiene un alcance de 50 metros.

Significa, en términos de (in)seguridad, un escalón por encima de Pandora, el dispositivo descubierto el año pasado en Córdoba que ya significaba toda una bisagra delictiva en la provincia. Este aparato permite "robar" el código de otro llavero electrónico, con solo ponerlo cerca. Siempre, vehículos de alta gama, que vienen de fábrica con todo el sistema de apertura y encendido electrónicos.

CÓRDOBA ROBO DE AUTOS OPERACIÓN FÉNIX

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso